Bocadillo de naranja

Cuando era pequeño, la Nocilla no siempre estaba al alcance de todas las economías, aparte de que nuestras madres tenían claro por instinto lo que era la alimentación equilibrada. De los bocadillos dulces que más me acuerdo estaban el de plátano, y el de naranja. A ambos se les ponía un poco de azúcar, por eso de la energía. El día que Ferrán Adriá descubra el bocadillo de naranja no dudará en transformarlo en “orange crujiente caramelizado con jarabe de arce” y arrasará allá donde lo lleve.
Otro bocata, este aún sigo comiéndolo, es el de mejillones en escabeche, al cual hay cierta gente que le hace ascos y flipa. ¿Pero cómo puede haber en pleno siglo XXI alguien que no conozca y haya probado el bocadillo de mejillones? Luego se las dan de “cosmopolitas” porque se comen un rollo de pescado crudo con arroz.
Como sucedáneo de la Nocilla estaba el Tulicrem y la crema de tres colores, el primero desaparecido y la última si no, en vias de.
Mi madre también compraba un sucedáneo del chocolate, que el chocolate valía un pico, creo recordar de la marca “Clavileño”, que seguramente se hacía con garrofa. Es posible que ahora se venda algo parecido en las tiendas ecológicas o naturales y seguro que ahora vale más que el chocolate de verdad.
Otro alimento que mucha gente se sorprende es la lechuga impregnada en miel. En mi casa, la lechuga iba de la huerta a la mesa, y todos a mojar la miel en un plato al centro. Alguna persona me ha contado que en su casa lo hacían con azúcar, pero la incredulidad es lo normal en este tema. Otro descubrimiento para el Bulli.
El mojete y los platos de legumbres, en mi familia siempre se han “empujado” con cebollas tiernas. Ahora hemos perdido la costumbre, pero a algunos le recordará el tema de las ” calçotadas” catalanas, tan de moda de unos años a esta parte.
El “sopanvino” también era una merienda dulce, pan, vino y azucar, así el niño se iniciaba desde bien pequeñito en la cultura del vino. Otro postre a descubrir por la alta cocina.

Anuncios

9 comentarios to “Bocadillo de naranja”

  1. vilmariola Says:

    Pues no he comido yo rebanadas de pan con vino y azucar,
    que nos daba mi abuela. Hoy en dia seguro que la denunciaban
    por incitar al consumo de alcohol en la infancia…
    Quien recuerda el chocolate Filiberto???

  2. Güi-Güi Says:

    JC el chocolate “clavileño” aún andapor ahí, los últimos bocatas que he comido de mejillones los hemos tuneao con ajoceite (forman parte de las raciones de hierro que hay en el curro para emergencias, están también las sardinillas (con queso), pero solamente para iniciados. Mi madre nos daba bocatas de turron blando (de la marca filiberto que era de cacahuetes) y el de sobrasá de pobre (pan, aceite, sal y pimentón) una pasada.

  3. El chocolate Filiberto aún existe, al menos similares, en realidad eran/son chocolates para cocer con una gran parte de harina, lo que los hacía más baratos y accesibles que el chocolate normal.
    Clavileño aún existe como marca pero no creo que hagan el sucedáneo. El nombre viene del caballo de madera al que suben al Quijote (el bló cultural de nuevo).
    También para ahorrar en vez de Cola Cao mi madre nos ponía chocolate de cocer, y como sucedáneo de la Nocilla, la leche condensada o margarina con chocolade de cocer.
    Los mejillones con ajoaceite es sólo apto para fornidos currantes de los de vino con gaseosa, carajillo, copa y rentaeta. Yo me lo aderezo a veces con queso fresco.
    También hay gente que desconoce el pan con aceite sal y pimentón. Tanto de éste como del de mejillones he hecho proselitismo, y más de uno/a se ha “convertido” 😉 y es que, hay que alumbrar al que no ve…
    ¡Ah! En el bocadillo de naranja, ésta se parte en rodajas transversales a los gajos…no imaginéis los gajos enteros entre pan.
    Lo del bocadillo de turrón me ha sorprendido…

  4. Güi-Güi Says:

    Lo del bocadillo de turron (blando) era para acabar con los restos navideños.

  5. vilmariola Says:

    Tu madre es toda una señora. Qué sabia!
    Dale recuerdos, la estimo un montón

  6. marmoto Says:

    Una cosa que me ponían a mi también, es el bocata de mantequilla con azucar. Yo, sigo comiendo muchas veces la naranja con pan.

  7. Ýo también soy fan de reutilizar los restos navideños…tomando los turrones todo el año, no poniéndolos entre pan.
    Marmoto, ya sabía que no estaba sólo en el tema bocadillo de naranja…

  8. chirli paola Says:

    pero la verdad hay no dice nada de como se hace el bocadilo se naranja y eso es lo que nesecito ok

    • Está explicado en el texto, pelas la naranja, la cortas en rodajas finas, las pones en el bocadillo, pones azúcar al gusto y a comer! Buen provecho y gracias por participar!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: